Translate

domingo, 18 de febrero de 2018

Resumen Jor. 24ª: Atlético de Madrid - Athletic Club

Fuente: www.athletic-club.eus


Resumen Jor. 20ª: FC Barcelona - Athletic Club

Fuente: Canal YouTube TVAthleticClub


Athletic: Jugando al despiste

Artículo publicado por Julen Guerrero en el diario El Correo el 18//02/2018


La luz apareció en Moscú. El Athletic por fin vivió un partido tranquilo, manejado gracias a la efectividad en las primeras ocasiones de las que dispuso, y gana -además del partido de ida- confianza a través de la Europa League. Ahora toca volver a la Liga, y si hay un rival que se le ha atragantado al Athletic en los últimos años, ese es el Atlético de Madrid.

Todo empezó en aquella fatídica final en Bucarest en Mayo del 2012. Desde entonces, ganar al Atlético se ha convertido en un imposible, que evidentemente hay que buscar romper este domingo. No obstante, el Athletic no afronta el partido en las mejores condiciones. Las bajas por acumulación de amonestaciones de Aduriz y Raúl García, dejan al equipo muy mermado. No sólo en lo que al juego se refiere, sino también a la participación de dos jugadores muy necesarios por su carácter y experiencia en este tipo de partidos.

Ziganda tendrá que echar mano de su imaginación para preparar un partido donde poder hacer daño al equipo colchonero, aunque lo normal sería jugar con Williams como jugador mas adelantado. También está la opción de jugar con Sabin Merino en esa posición; jugó los últimos minutos en Moscú, y quizá sea una señal de que Ziganda le tiene en mente para hoy. Lo prioritario, con estas premisas, sería resolver la cuestión de a qué se quiere jugar. Una vez resuelta, aparecerán los nombres.

El Atlético no te va a engañar, su propuesta es muy reconocible, llevan muchos años jugando de la misma manera. Estudian bien al contrario e inciden donde consideran que el rival tiene más debilidad. Guste más o menos, sacan mucho rendimiento; sólo ha perdido un partido en toda la Liga y ahora mismo es el único equipo que puede disputar el título al Barça.

Normalmente los experimentos esta temporada no han salido bien. El último, en Girona, con el cambio de sistema, no funcionó. Pero en esta ocasión, debido a las bajas mencionadas, no va a quedar más remedio que hacer algo diferente a lo que el equipo está acostumbrado.

Probar con tres centrales de nuevo, frente a un rival que juega a la contra con dos delanteros específicos, no parece una idea descartable. Reforzar el centro del campo, con tres medios centros, es algo que se ha hecho con algo mas de frecuencia; en Moscú se acabó jugando así. Es posible que haya más alternativas para contrarrestar defensivamente al Atlético de Madrid, que buscar soluciones en ataque.

Los colchoneros son un equipo que no se desespera si el resultado está igualado. Al revés, sigue esperando el fallo del rival sin preocuparse del paso de los minutos. Juega más al despiste, o perdida de concentración del contrario, que a exponerse, y ahí habrá que estar listos. Si se ponen por delante, es muy complicado darle la vuelta al marcador.

Quizá sea un buen momento para jugarles a la espalda de sus defensas. Con equipos que han sido contundentes defensivamente, cerrando bien los espacios y reduciendo las distancias entre líneas, y buscándoles los espacios a la contra, han sufrido mucho. Es una forma de jugar a la que el Athletic no está acostumbrado, ya que le gusta más apretar arriba y sentirse mas protagonista en el juego, pero es una alternativa que también habrá que ir sabiendo manejar. Con Williams arriba, adelantando la posición a De Marcos y la movilidad de Susaeta, se puede buscar el desorden del Atlético. Ellos juegan al despiste. ¿Por qué no hacer lo mismo?

sábado, 17 de febrero de 2018

Sentimiento rojiblanco de la mano de Manolo Delgado y Kepa Junkera

Artículo publicado por Alberto García en el diario Mundo Deportivo el 16/02/2018

Mañana presentarán en Bilbao un proyecto de animación en la sede de la Peña Athletic Karajo en Bilbao


Manolo Delgado y Kepa Junkera (Peña Athletic Karajo)

Otra gran ‘producción’ de la Peña Athletic Karajo. En otras ocasiones ha fomentado la solidaridad, unida al sentimiento rojiblanco, que es el que cobra mayor protagonismo en esta ocasión. Mañana, a partir de las 19.00 horas, tendrá lugar en su sede bilbaína del Bar la Oveja Negra (Doctor Areilza 42) de un proyecto de animación creado por Kepa Junkera y Manolo Delgado Meco.

Los anfitriones, una asociación fundada en 2012, extienden la invitación a todos, en una fiesta que contará con pintxopote y música. También prometen “alguna sorpresa”. La Ikastola Lauro también tiene su papel en esta acción emotiva. Un vídeo con Manolo Delgado, con el 5 a la espalda de su camiseta rojiblanca de los 80, recuerda al grabado por el preparador físico con los leones hacer años en Lezama. No tiene desperdicio. Corazón e ilusión.


jueves, 15 de febrero de 2018

Resumen UEL 1/16 (Ida): Spartak Moskva - Athletic Club

Fuente: www.athletic-club.eus


Buscando una luz a la que mirar

Artículo publicado por Julen Guerrero en el diario El Correo el 15//02/2018


La Europa League da un respiro hoy al Athletic, que podrá desconectar de la inquietante inercia negativa liguera de las últimas jornadas y centrarse en una competición diferente que le permita encontrar una luz a la que mirar. El sorteo deparó que tuviera que viajar a tierras rusas en pleno invierno, donde le esperan temperaturas muy bajas, incluso por debajo de los -10 grados a la hora del encuentro.

El Spartak de Moscú es uno de los cuatro clubes rusos en los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, después de acabar tercero en un grupo liderado por el Liverpool y con el Sevilla en segundo lugar. No obstante, el Athletic deberá tener cuidado ya que el equipo hispalense perdió por un rotundo 5-1 en Moscú.

Su entrenador es el italiano Massimo Carrera, que estuvo en la Juventus como ayudante de Antonio Conte y con quién también trabajó en la selección italiana. Después paso a hacerse cargo del Spartak para llevarlo a ganar la liga rusa en su primera campaña, la 2016-2017.

Hay viejos conocidos en el equipo moscovita, como el centrocampista croata Mario Pasalic, cedido por el Chelsea, que jugó la temporada 2014-2015 en el Elche. También Fernando y Luiz Adriano, quienes jugaron frente al Athletic en el Shakhtar Donetsk en la fase de grupos de la UEFA Champions League 2014-2015.

No tengo dudas de que jugadores y cuerpo técnico ven en esta competición una posibilidad de dejar un buen sabor de boca en la actual temporada. En la Liga parece difícil que el Athletic pueda meterse en la pelea por los puestos europeos, aunque tiempo hay para seguir intentándolo.

También puede servir para ver a jugadores que están teniendo menos minutos en estos momentos. Córdoba y Beñat, si tienen la oportunidad de jugar, deben aprovechar esta competición para reivindicarse y pedir mas protagonismo en el equipo. Más si cabe cuando el Athletic sigue mostrándose atascado en la elaboración del juego y necesita buscar alguna alternativa para salir del atolladero en el que se encuentra. También para que San José, que lleva varias jornadas sin jugar, dé un paso al frente y pueda meterse otra vez en la dinámica del equipo, si no quiere caer en el ostracismo.

El Spartak jugó su último partido en la liga rusa el 10 de diciembre. Lleva dos meses sin disputar un encuentro oficial y es algo que tiene que saber manejar el Athletic. Volver a la competición, después de tanto tiempo, so suele ser sencillo. Sobre todo, en los primeros minutos extrañas el ritmo del partido, las distancias y los primeros esfuerzos. Tampoco es habitual aguantar físicamente bien los 90 minutos. Los equipos rusos afrontan esta segunda parte de la temporada como el final de su pretemporada. Es parecido a los partidos de finales de agosto en nuestra Liga. Lo habitual es que una vez llegado el parón de diciembre los jugadores descansen durante tres o cuatro semanas y después viajen a diferentes zonas de Europa durante un mes. Allí disputan un alto numero de partidos, pero ni la intensidad ni las dinámicas se asemejan a la competición real. Y eso es algo de lo que el Athletic debe sacar partido.

Marcar algún gol en Moscú tiene que ser un objetivo que le puede facilitar al Athletic el pase a la siguiente ronda. En el último cuarto de hora se debe notar que los rojiblancos están en plena competición y aprovechar la inactividad de los moscovitas para maniobrar según los intereses que se tengan en esos momentos.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Iraola: “El Athletic somos nosotros contra el mundo y es una idea exportable”

Artículo publicado por Iñaki Ugalde en el diario El Mundo Deportivo el 14/02/2018

El exleón, ponente junto a Gaizka Mendienta en una charla en el WFS Bilbao Industry, defiende la idea de una filosofía única en un mundo global


“¿Os imagináis dentro de 10 o 20 años que hubiera un Athletic en San Diego solo con jugadores de California, otro en Inglaterra solo con futbolistas de una zona concreta de Inglaterra, otro en Asia de similares características? No estoy hablando de fichar extranjeros porque nosotros tenemos una filosofía que es única. El Athletic somos nosotros contra el mundo y me parece una idea exportable”.

La pregunta y reflexión en cuestión las llevó esta tarde a cabo Andoni Iraola en el transcurso de una charla con Gaizka Mendieta, el exjugador de Valencia y Barça, entre otros clubes, y el periodista Santi Segurola bajo el título genérico de ‘Football Players: Una industria global del fútbol desde la cantera’. Esta charla quedaba asimismo englobada dentro de la programación del ‘World Football Summit Bilbao Industry’, certamen que se inauguró hoy por la tarde en el Palacio Euskalduna y continuará a lo largo de la jornada de mañana.

Esta primera jornada también contó con la presencia, entre otros, de Martin Kallen, director de la Eurocopa 2020. Este representante de la UEFA disertó junto a otros ponentes en torno a ‘¿Cómo sacar el máximo rendimiento?’, en referencia al evento que tendrá Bilbao entre otras sedes dentro de dos años. Juan Mari Aburto, alcalde de la villa, también tomó parte en el acto inaugural junto a distintos patrocinadores y autoridades.

Iraola sorprendió a propios y extraños con la que fue, según propias palabras, su primera intervención de estas características en público. El exrojiblanco disertó sobre distintos aspectos de su etapa como futbolista en Estados Unidos, con continuas referencias y ejemplos en torno a cómo entienden los americanos el negocio del deporte. Un modelo que, a tenor de la exposición posterior de Mendieta sobre el fútbol inglés, se parece en poco o nada al que se estila por estos lares.

“Lo que no vemos en los medios, no nos llega. El Athletic es como ese tío que corre la maratón, pero sin marca. El deporte americano, en cambio, se basa en crear incertidumbre para que llegue más dinero: limite salarial, draft, play off... Que no haya un ganador seguro, que todo el mundo pueda ganar”.

El exleón diferenció incluso entre el modelo americano y el europeo a nivel de fútbol. “En Europa hay diez o doce clubes que dominan cada vez más. Allí se busca el equilibrio competitivo y, al revés que aquí, tienden a colectivizar todos los derechos. Con el fútbol es no casa bien”.

Al ser preguntado por qué cosas aprendió en el Athletic para enseñar al mundo, Iraola comenzó por saludar a Manolo Delgado, presente en la sala, y dijo que “hay mucha gente en Lezama que modela bien el jugador. El futbolista del Athletic, talento al margen, siempre es apreciado. Tiene una serie de valores, hábitos, nivel de entrenamiento”.

Mendieta, por su parte, destacó que “en Inglaterra se admira al Athletic porque el fútbol inglés viene de ahí: escuela, formación, pasión por unos colores. Se le admira no solo cuando tiene éxito y se le respeta por lo que ha conseguido con los recursos que tiene. El Athletic es un club que exporta deporte y valores”.

Carlos Ruiz: “No sé si era la KGB o no, pero nos seguían”

Artículo publicado por Pako Ruiz en el diario Deia el 14/02/2018

Carlos Ruiz, expichichi del Athletic, relata el primer viaje a Moscú en 1973, en plena era soviética: “tuve un broncoespasmo, nunca lo había pasado tan mal”


Txetxu Rojo, Antón Arieta, Félix Zubiaga, Ángel Rojo, ‘Txule’ Villar, José Mari Igartua y
Txutxi Aranguren, en Moscú. (Foto: Athletic Club)

La expedición del Athletic aterrizó ayer en Moscú. Lo hizo 34 años y cuatro meses después de que el conjunto rojiblanco jugara por primera vez en la capital rusa. Hubo una segunda, hace seis años, y que supuso el inicio de un bello recorrido hasta la final de Bucarest. Entre aquella primera vez y la actual se ha pasado de siglo y la ciudad moscovita ya no es el centro de operaciones de la antigua Unión Soviética, que se dio por expirada en 1991. Aquel septiembre de 1973, el Athletic voló a Moscú en plena guerra fría, lo que generó cierta excitación e incertidumbre por la farragosa burocracia que podría entrañar y por el matiz sociopolítico que ofrecía, además de suponer el estreno de la extinta Recopa europea esa campaña, con el duelo de ida de los dieciseisavos de final frente al Torpedo Moscú. Los dirigidos por Milorad Pavic sacaron un empate sin goles, para rematar la faena quince días después en San Mamés gracias a los tantos de Astrain y Lasa.

Carlos Ruiz (Bilbao, 7 de junio de 1948) fue uno los rojiblancos partícipes en aquella eliminatoria ante el Torpedo Moscú, un conjunto que a día de hoy vive tiempos de decadencia y que milita en la Division 2 rusa (la equivalente a la Segunda B), “del que no teníamos ni una sola referencia, no sabíamos prácticamente nada de él, porque como es obvio no había los medios interactivos que existen a día de hoy”. El que es el último pichichi del Athletic (lo conquistó en la campaña 1974-75 con una tarjeta de 19 goles) compareció en el tramo final del duelo en el Estadio Central Lenin, denominado así en la época soviética para rebautizarse en la actualidad como Estadio Olímpico Luzhniki (curiosamente donde jugó el Athletic de Marcelo Bielsa seis años atrás frente al Lokomotiv), y recuerda el duelo como “un partido muy duro, muy físico, porque ellos tenían mucha pinta de atletas, lo que nos generaba cierta incertidumbre. Eran también futbolistas con buenas cualidades técnicas. Lo positivo es que fuimos capaces de aguantar pese a no jugar bien y resolvimos en Bilbao”.

Aquel viaje, sin embargo, ofreció muchos más alicientes al margen del futbolístico. Se trataba de un destino muy atractivo, “muy sugerente por lo que representaba”, rememora el exdelantero centro rojiblanco, que tras colgar las botas se dedica a la medicina. “Recuerdo que había mucha expectación en el vestuario”, dice Carlos Ruiz, que posteriormente ha regresado a la capital rusa en dos ocasiones más, como médico de la selección española de balonmano para disputar los Juegos de la Amistad en 1984, organizados por el bloque del Este que boicoteó los Juegos Olímpicos de Los Ángeles; y en un viaje de placer con su esposa. “El club tuvo que hacer frente a un largo papeleo, del que estuvimos al margen. Sí tuvimos, en cambio, libertad de movimiento para visitar los puntos más turísticos, como la Plaza Roja, en la que posamos muchos compañeros, pero también es cierto que nos sentíamos vigilados, no sé si por la KGB o no, pero nos seguían. Nos decían que te podían parar y pedir el pasaporte, que no nos descuidáramos”.

Carlos Ruiz remarca que “hacía mucho frío, aunque fuera septiembre y creo recordar que había una especie de aire polar”. Se queda, entre otros detalles, con el hecho de que el “mercado negro era lo que se estilaba. Salíamos beneficiados con el cambio de pesetas a rublos. Pasamos por él creo que toda la expedición, con compras económicas. Yo, al margen de las típicas matrioskas (muñecas tradicionales rusas), me hinché a comprar vinilos de música clásica, que estaban tirados de precio. Tampoco recuerdo que nos pusieran restricciones a la hora de comprar. Sí nos llamaba la atención el valor icónico de los puntos de mayor interés en Moscú y no notamos una hipotética hostilidad de la gente por aquello de los bloques de la Europa del Este y la del Oeste”.

Broncoespasmo

El encuentro en el Estadio Central Lenin ocupa un lugar llamativo en el álbum profesional del exgoleador. No porque llegara a batir a Rakudkin, portero del Torpedo, sino porque sufrió “uno de mis peores momentos de salud en un campo de fútbol”. Carlos, que en aquel 1973 ya cursaba estudios de Medicina tras abandonar los de Ingeniería, lo rememora ese instante: “Salí al campo en el último tramo del partido (minuto 63) después de chupar mucho frío en el banquillo. Apenas había calentado, si bien corrí mucho para entrar en calor. Pero cuando volví al vestuario tuve un broncoespasmo por la entrada de aire frío en los pulmones, que causó una irritación. Me tuve que agarrar al lavabo, tenía una tos fuerte y ganas de vomitar. Se me pasó al cuarto de hora. Nunca lo había pasado tan mal”.

La plantilla de José Ángel Ziganda aterrizó ayer en Moscú, cuyos termómetros avisaban de temperaturas gélidas, entre 8 y 9 grados bajo cero, aunque la sensación térmica era aún más heladora. Carlos subraya que en aquel otoño de 1973 el frío no era tan acusado en la capital rusa, pero sí recalca que “los tejidos actuales, como la ropa térmica o el GoreTex, te permiten combatir mucho mejor el frío”. “En nuestra época no existían y las equipaciones estaban hechas incluso de lana. La camiseta pesaba más cuanto te mojabas, te quedabas como una mojarra. En la caseta tomábamos café con unas gotas de coñac para entrar en calor”, detalla el expichichi rojiblanco, al que este Athletic no le transmite buenas sensaciones: “No soy optimista, pero espero fallar en mis previsiones. El hecho de jugar la vuelta en San Mamés podría entenderse como una plusvalía, pero quizá no lo sea después de que tampoco lo está haciendo bien en casa. Son situaciones que generan dudas, porque no hay una idea clara de juego y el equipo no está nada bien”.

martes, 13 de febrero de 2018

Erika Vázquez, corazón de leona

Artículo publicado en el diario As el 12/02/2018

Este curso ya suma nueve tantos y en total son 246 en 341 partidos de rojiblanco. Con la camiseta del Athletic sólo Zarra (336 goles) la supera.


Erika Vázquez (Iruña, Navarra, 16-02-1983), lleva trece años defendiendo la camiseta del Athletic. Llegó con 21 años al conjunto rojiblanco y, salvo una temporada que jugó en el Espanyol (2010-11), con 34 sigue marcando goles. Un idilio que ya dura años y le ha convertido en la jugadora con más tantos de la historia del club bilbaíno.

La delantera navarra volvió a ser vital ayer ante el Atlético. Su golazo de falta directa lo podría firmar el mismísimo Messi. Un toque sutil por encima de la barrera en una demostración más de la calidad de Erika. Porque, además del gol, la delantera forzó un penalti y fue un dolor de cabeza constante para la defensa contraria. Este curso ya suma nueve tantos y en total son 246 en 341 partidos de rojiblanco. De hecho, con la camiseta del Athletic sólo Zarra (336 goles) la supera. Los siguientes son Bata (208), el mítico Dani (199). Una institución en el Athletic que tiene tres títulos ligueros y sabe lo que es jugar en Europa. En la UEFA marcó siete goles en un sólo partido, al Birkirkara de Malta.